Autoconsumo Residencial

Las instalaciones de paneles fotovoltaicos para cubrir el consumo propio de una vivienda es uno de los modelos energéticos más sostenibles, ya que permite generar y consumir directamente la propia energía producida de origen renovable. 

Amortiza la inversión a corto plazo, superando con garantía los 30 años de vida útil de la instalación.

 

El precio de la energía eléctrica en constante aumento, es una importante carga económica para cualquier familia, paralelamente, el coste de generación de energía eléctrica mediante sistemas fotovoltaicos ha disminuido significativamente en la última década, siendo actualmente muy rentable optar por el autoconsumo de la propia energía generada para obtener un considerable ahorro en la factura eléctrica. Además, las actuales regulaciones administrativas facilitan la instalación de sistemas fotovoltaicos en viviendas particulares.

Actualmente la mejoras tecnológicas y cualitativas en los materiales existentes, permiten amortizar la inversión a corto plazo, superando con garantía los 30 años de vida útil de la instalación.

Dentro del modelo del autoconsumo, existen diferentes modelos, sin excedentes, con la finalidad de consumir toda la energía producida, precisando de instalación de un sistema anti-vertido a red, y con la posibilidad de acumulación en baterías. Y con excedentes (vertido a red), pudiéndose acoger a las compensaciones que ofrecen actualmente las comercializadoras.

Según el tipo vivienda, uso energético, horarios… entre otros parámetros que analizaremos, podremos elegir el modelo más rentable en el momento de realizar un proyecto fotovoltaico.

Terawatt Ingeniería

ContactoProductos